Dexon Software

Las ventajas y los retos del blockchain para los negocios del siglo XXI

En el año 2008 se publicó un documento de título Bitcoin: un sistema de dinero electrónico entre iguales (Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System). Con este documento se postuló la posibilidad de una moneda digital basada en una nueva forma de almacenar la información. Esta modalidad se basa en la alineación de bloques de datos que, uno tras otro, forman una cadena, por lo que la alteración de este sistema, el hackeo, el robo de información, así como el control y la centralización resultan sumamente difíciles.

El año siguiente nació el Bitcoin, la primera moneda digital que usaba este sistema para funcionar. La idea de esto era lograr que el dinero pudiera circular sin estar centralizado y con un sistema que permitiera una continua actualización y validación de las transacciones de esta forma de dinero, para conseguir que estuviera fuera del alcance de manipulaciones que alteraran la información del historial de transacciones:

Se almacenan copias idénticas de la blockchain en cada nodo de la red de software de la criptodivisa, la red de granjas de servidores descentralizadas, dirigidas por individuos o grupos de individuos expertos en informática conocidos como mineros, que registran y autentifican continuamente las transacciones de criptodivisas. Una transacción de criptodivisas no está técnicamente finalizada hasta que se añade a la blockchain, lo que suele ocurrir en cuestión de minutos. Una vez finalizada la transacción, suele ser irreversible. (moneycrashers.com)

Esto hace que la información de una transacción dada de esta moneda sea única, y que no pueda ser alterada o copiada, porque para eso sería necesario alterar toda la cadena y los eslabones de esta. Así, esta tecnología, que recibe el nombre de blockchain, o cadena de bloques, se convirtió en un avanzado sistema de protección de información: “la blockchain impide así el doble gasto o la manipulación del código de la criptomoneda para permitir que se dupliquen las mismas unidades monetarias y se envíen a múltiples destinatarios” (moneycrashers.com)

Si se suma esta nueva forma de almacenar la información a la tecnología de encriptación que se usa para las criptomonedas, se entiende el crecimiento que han tenido estas y la popularidad de la que gozan hoy. La razón es que Las criptomonedas utilizan protocolos criptográficos, o sistemas de código extremadamente complejos que cifran las transferencias de datos sensibles, para asegurar sus unidades de intercambio. Los desarrolladores de criptomonedas construyen estos protocolos basándose en principios matemáticos y de ingeniería informática avanzados que hacen que sean prácticamente imposibles de romper y, por tanto, de duplicar o falsificar las monedas protegidas. (moneycrashers.com)

El blockchain y los desafíos para los negocios

Siempre que una nueva tecnología surge, todas las instituciones que manejan información deben subir sus parámetros de calidad para igualarlos al nivel propuesto por esa nueva tecnología. Esto mismo ha pasado con las posibilidades y ventajas de la tecnología blockchain: esta nueva capacidad de protección de la información exige que las organizaciones en el mundo tengan que ofrecer también garantías de este tipo. Entonces, un primer desafío de esta tecnología para las organizaciones es precisamente el de conseguir implementar esta tecnología a sus procesos.

La razón principal de esta exigencia es que a partir de las transformaciones que hemos visto en estos últimos años, los negocios han tenido que digitalizar sus contenidos y empezar un decidido proyecto de transformación digital y de lo que se ha conocido como hiperautomatización, y que es “un enfoque disciplinado y orientado al negocio que las organizaciones utilizan para identificar, examinar y automatizar rápidamente el mayor número posible de procesos empresariales y de TI. La hiperautomatización implica el uso orquestado de múltiples tecnologías, herramientas o plataformas” (gartner.com).

Como los procesos empiezan a correr todos en sistemas informáticos, la información no solo de la compañía, sino también de socios, accionistas, clientes, y todos lo que tengan transacciones con la organización, tendrá las debilidades de toda información digital: hackeo, robo, cambio, etc. Entonces, la ciberseguridad se convierte en una preocupación de primer lugar en estas nuevas condiciones.

Implementar este tipo de seguridad incluye además retos de tipo organizacional, pues toda la cultura de la compañía debe alinearse con el uso de estas tecnologías, lo que no siempre resulta sencillo con trabajadores que han usado un mismo sistema por décadas. También el alinear los procesos adecuadamente es un aspecto del que dependerá el éxito de la digitalización, porque puede darse que se dañen o afecten las actividades mismas que llevan a la satisfacción de los clientes. Por todo esto es necesario contar con soluciones de larga trayectoria y experiencia probada.

Con nuestra solución Dexon Business Process Management hemos aprendido cómo llevar gradualmente este desarrollo de digitalización de la información mediante una automatización de los procesos corporativos. Con esto también conocemos los aspectos clave de la sistematización y cómo pueden alinearse adecuadamente con una metodología de seguridad cibernética de blockchain. Nuestra misión es acompañar a nuestros clientes a alcanzar una hiperautomatización que garantice altos niveles de seguridad y de confidencialidad de los datos.

Estamos seguros de que las compañías que consigan esta transformación serán las que estarán en los primeros lugares de competitividad en el futro próximo y en el lejano.

Post de interes

Compartir este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Utilizamos cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web