Dexon Software

La información de negocio que hace la diferencia

La información es el mayor y más importante activo de las compañías en la actualidad. Tener información significa conocer el estado del negocio y saber para dónde puede y debe dirigirse. Con esto el rendimiento que se obtiene de las actividades crece exponencialmente.

La información se ha convertido así en el tesoro mejor guardado y mejor defendido de las compañías. Muchos esfuerzos se dedican a mejorar los sistemas que usamos para almacenar la información corporativa y otros muchos a desarrollar seguridad para la privacidad de los datos que están almacenados.

Esto es de conocimiento general y en todas las grandes organizaciones en el mundo hay en la actualidad planes para implementar alguno de estos sistemas. También la oferta de programas para estas tareas ha aumentado considerablemente. Sin embargo, hay algunas cosas esenciales que se debe saber para sacarle el mejor provecho a la implementación.

No se trata tan solo de tener información guardada. En muchas ocasiones los gerentes asumen que entre más información se tenga, será mejor, pero la verdad es que muchas veces esta no es la realidad de la información. Big Data es una palabra clave, pero no debe tomársela a la ligera.

Para que los datos entreguen valor a las decisiones, tienen que tener cuatro cualidades que deben observarse con cuidado en cada implementación. Cada una es fundamental y las cuatro deben estar presentes al mismo tiempo. Es importante revisar si alguna falta para detectar debilidades en los procesos.

1. Calidad: Big Data nos ha hecho pensar que la cantidad es lo más crucial y que entre más información logremos reunir mejores ventajas obtendremos de los datos. Esta no es la realidad. Aunque es verdad que es muy valioso contar con una solución para extraer la mayor cantidad de información, esta información debe haber pasado por un proceso de selección que garantice que sea fidedigna y valiosa:

La información permite a una empresa tomar decisiones con conocimiento de causa al presentar los datos de forma que puedan ser interpretados por la dirección. En este contexto, la información sobre los clientes sería útil para proporcionar métricas en torno al compromiso de los clientes para determinar mejores formas de comprometerse o trabajar con sus clientes. Sin embargo, hay que decir que el valor de la información no sólo reside en la información en sí, sino en las acciones que se derivan de ella. (dcodegroup.com)

2. Actualización: la información que usemos en nuestra organización debe además estar actualizada en tiempo real. Esto significa que es información sobre el estado actual de los negocios y no un informe atrasado de cómo funcionaron las decisiones en transacciones pasadas. El ritmo vertiginoso de las decisiones y de los negocios en la actualidad hace que si no manejamos información real, probablemente seremos dejados atrás por otras compañías.

3. Precisión: primero mencionamos la calidad, que se refería a la limpieza de los datos, es decir, a la facilidad para leerlos y para manejarlos fácilmente. La precisión se refiere a la cualidad de ser exactamente los datos que necesitamos. Esto se refiere a que en un análisis determinado debemos usar los datos referidos exactamente al contenido exacto que estamos solicitando:

Entre los profesionales del marketing que compran datos demográficos, el 84% afirma que la precisión es muy importante para sus decisiones de compra. La precisión se refiere a lo bien que los datos describen las condiciones del mundo real que pretenden describir. Los datos inexactos crean problemas evidentes, ya que pueden hacer que se llegue a conclusiones incorrectas. Las medidas que se tomen a partir de esas conclusiones pueden no tener los efectos esperados porque se basan en datos inexactos. Por ejemplo, los datos pueden llevar a un vendedor a creer que sus clientes son principalmente mujeres de 20 años. Si esos datos son inexactos y sus clientes son en realidad principalmente hombres de 40 años, acabarán dirigiéndose al grupo equivocado con sus anuncios. (lotame.com)

4. Velocidad: si bien no es una cualidad propia de la información, es esencial tenerla en cuenta, porque “el rápido flujo de información a través de una organización de mando y control refuerza la agilidad del mando y aumenta la eficacia de la organización” (hresearchgate.net).

Si se cuenta con una herramienta que procesa rápidamente la información, la organización podrá tomar decisiones rápidas y tendrá ventaja con respecto a su competencia. Además, esto hará que los clientes reciban respuesta a sus peticiones de manera más rápida, y así el negocio crecerá en la credibilidad que tiene frente al público.

La solución de Dexon BPM toma en consideración todas estas variables y convierte la información en un activo realmente valioso para el desarrollo del negocio. Con una herramienta que integra toda la información en un mismo flujo de trabajo, permite que las actividades se hagan más rápido y se les da más confiabilidad a los clientes. Además, almacena toda la información para poder explorarla cuando se deben tomar decisiones, lo que hace que incluso la información sin valor se pueda convertir eventualmente en un generador de mejores perspectivas

Post de interes

Compartir este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Utilizamos cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web