Evento repentino y no planeado que provoca grandes
daños o pérdidas importantes en una organización. Un
desastre dentro de una organización que conlleva la
incapacidad de proveer funciones críticas de negocio
durante un tiempo mínimo predeterminado.