Dexon Software

Conozca el Data-driven decision making

Aunque resulte obvio, una de las cosas más importantes en cualquier compañía es el valor y la precisión de las decisiones que toman los gerentes. Actualmente muchos teóricos afirman que la toma de decisiones es tan importante para valorizar un negocio como la posesión de un espacio físico, la mano de obra y el capital con que se cuenta para construir la compañía. Las decisiones son un pilar fundamental de la compañía, y un buen gerente es una persona capaz de tomar siempre las mejores decisiones dentro de lo que le es posible. Las tecnologías de la información han empezado a revolucionar esta capacidad y el data-driven decision making es esencial en este momento.

Anteriormente los gerentes trabajaban solo a partir de la experiencia y de esa facultad que a veces recibe el nombre de intuición. Con esto lo que se quiere decir es que una persona sabe tomar las mejores decisiones gracias a una especie de sexto sentido que ha desarrollado a partir de toda su experiencia en el mercado. Esta perspectiva considera que el buen gerente es astuto y sabe moverse a través de las diferentes variables con sagacidad e inteligencia. Sin embargo, ahora la tecnología ha venido a complementar esta visión.

Aquellas empresas que tomaron medidas estratégicas, incluso antes de la pandemia, maximizando las inversiones en tecnología, apoyando las habilidades de datos más amplias (o lo que algunos llaman competencia analítica) y desarrollando una infraestructura que permite la toma de decisiones a gran escala han visto un mayor valor de los datos y el análisis. (www.forbes.com)

La explosión del Big Data y todas las capacidades de analizar inmensas cantidades de información han hecho que las innumerables variables que entran en juego en el momento de tomar una decisión y realizar una acción puedan ser consideradas de manera prácticamente simultánea. Todas las habilidades de analizar datos, desarrolladas a partir de las tecnologías de la información en conjunto con la ciencia de la información, permiten que las preguntas de los gerentes sean contestadas con un grado mayor de precisión y confiabilidad, lo que incrementa la probabilidad de tomar la decisión acertada con respecto a las probabilidades ofrecidas por la intuición.

Este conjunto de posibilidades es lo que se conoce como data-driven decision making. Es decir, la toma de decisiones basada en las perspectivas que ofrece el análisis de la información. Se espera que estas habilidades crezcan cada vez más y sean usadas por más compañías.

Esperamos ver más casos de este tipo de cara al futuro. Y los datos se entrecruzarán cada vez más con las personas, las tecnologías y los procesos en los que las organizaciones confían para el éxito estratégico con el fin de mejorar los comportamientos y las creencias generalizadas en torno a su uso. (www.forbes.com)

Actualmente muchas compañías utilizan las posibilidades del analytics para gestionar sus decisiones y su actividad comercial. Sin embargo, debe reconocerse que esta tecnología hasta ahora está en sus primeras etapas, y es de esperar que muchas nuevas posibilidades sean desarrolladas por la gran cantidad de personas dedicadas al desarrollo de software y de soluciones empresariales.

El Business Process Management es una de esas herramientas que se han diseñado para que se saque el mejor provecho de la información y se tomen decisiones basadas en informes precisos, pues la recolección de información es el primer paso del data-drive decisión making:

Tendrá que poner en marcha los procesos y el personal para recopilar y gestionar los datos. Es posible que su empresa ya disponga de algunos de los datos que necesita en sus instalaciones. En algunos casos, puede ser posible comprar el acceso a un conjunto de datos existente. Aunque los datos son cada vez más baratos y abundantes, el coste de adquirir los datos adecuados puede seguir siendo elevado. Los datos pueden generarse a partir de diversas fuentes, como programas informáticos, fuentes en línea, cámaras y plataformas de imágenes, fuentes ambientales o personal. Una vez recogidos los datos, hay que analizarlos para obtener información estratégica. Los tipos de métodos analíticos más comunes son el análisis de texto, de voz y de vídeo e imágenes. (onlinemasters.ohio.edu)

También es importante señalar que con esto no se podrá nunca reemplazar la intuición de un gerente con experiencia; esta intuición es lo que hará que dentro de las decisiones que tienen más probabilidad de éxito, se tomen siempre las mejores, y que se tomen en el momento correcto para articularlas con otras, es decir, que las actividades se desarrollen inteligentemente, lo cual una aplicación de análisis no puede hacer por sí misma.

La solución Dexon Business Process Management está pensada como una base para lograr que la compañía saque el mayor provecho de sus datos, para que la información que circula por sus procesos cada día pueda convertirse en una fuente de decisiones valiosas para el negocio. La manera de lograrlo es integrar toda esta información en un solo sistema y que esta quede registrada automáticamente y pueda ser rastreada en cualquier momento; además, la solución permite conocer toda la información asociada a los datos, como la fecha de ocurrencia, el responsable, los efectos de esa comunicación, etc. Por eso, se posiciona como un aliado en la consolidación de data-driven decisión making para las organizaciones. 

Post de interes

Compartir este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Utilizamos cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web