Dexon Software

Cómo evitar fugas de información al usar Big Data

Ya no está en discusión el hecho de que todas las compañías que quieran sobrevivir a las exigencias actuales del mercado deben hacer uso de la tecnología del Big Data para optimizar su comportamiento. Sin embargo, las implementaciones de estas herramientas deben planearse con el mayor cuidado, pues del éxito de la implementación dependerá que el Big Data agregue valor a la entidad, o que se convierta en un factor de riesgo y de confusión.

Además, los cambios en las formas tecnológicas de comunicación también cambian el Big Data:

Para gestionar el incremento en la generación de datos, las organizaciones están gastando más recursos para guardar esa información en una serie de sistemas en la nube o híbridos, optimizados para enfrentar las contras del Big Data. En décadas anteriores, las organizaciones manejaban sus propios almacenes, lo que resultaba en gigantescos centros de información que debían manejar las mismas compañías, al tiempo que tenían que mantener la seguridad y garantizar la continuidad de la operación. El cambio a la computación en la nube cambió eso. Al cambiar la responsabilidad a proveedores de infraestructuras en la nube – como Amazon, Google, Microsoft, IBM y otros – las organizaciones pueden lidiar con cantidades casi ilimitadas de nuevos datos y pagar para que se almacenen. Así, no tienen que gestionar sus propios gigantes y complejos centros de datos. (searchdatamanagement.techtarget.com)

El aspecto que más se ha resaltado al respecto de esta problemática, es el cuidado que las compañías deben tener para que el uso de tecnologías de Big Data no ponga en riesgo la confidencialidad de la información de la entidad, pues a mayor cantidad de información, más precisas deben ser las herramientas de protección y confidencialidad. Por esto las garantías que las entidades deben exigir de las soluciones deben ser decididamente grandes.

Las soluciones de Big Data deben ofrecer la posibilidad de flexibilizar y adaptar los parámetros de seguridad a las necesidades de la compañía. Es necesario poder establecer claves y contraseñas de seguridad según los diferentes perfiles de los usuarios de la herramienta, según los departamentos y responsabilidades dentro de la compañía, generando además grados de seguridad según los grados de mando dentro de cada departamento. Así mismo es necesario establecer contraseñas para los clientes que hagan uso de herramientas disponibles para ellos a través de Internet.

Es precisamente la presencia del Internet lo que más debe alertar en estas implementaciones, ya que gran cantidad de información se transmite o extrae desde y a través de este espacio común y público. El hecho de que la información corporativa esté fluctuando en la nube hace necesario que se planee exactamente con qué medidas de seguridad se contará para evitar robos o fugas de información.

Información sin fugas en Big Dat

Actualmente una de las maneras de garantizar toda la seguridad es ofrecer a las compañías entornos privados pero que funcionan igualmente en la nube, y no, como fue al inicio de este surgimiento, en entornos públicos. Plataformas de nube privadas son hoy la escogencia de las entidades que buscan proteger su información.

También se exige que las implementaciones tengan la posibilidad de filtrar la información que se extrae, para tener claridad sobre el origen y la calidad de la misma, la posibilidad de almacenar un registro histórico de esta información, y evitar que información de dudosa procedencia entre a los sistemas de la organización.

Finalmente, la encriptación y los almacenes de información con el acceso encriptado están siendo desarrollados a niveles extremados, para que la confidencialidad no se pierda por ganar en cantidad. La seguridad del Big Data debe ser también una Big Security, para tener una herramienta coherente y promotora del desarrollo de las empresas.

Las organizaciones están manejando cada vez más la gestión de información, la privacidad y la seguridad. En el pasado, las compañías eran más o menos laxas en lo relativo a la seguridad y la privacidad de la información, pero las regulaciones y los usuarios han hecho que las compañías se vuelvan mas confiables con respecto a los datos. Debido a baches de seguridad comunes, los clientes confían en empresas con buenas prácticas de manejo de la información. Por eso las organizaciones se están volviendo mucho más expertas en el manejo de Big Data y trabajan más duro para proteger y manejar la información, en especial si esta tiene que cruzar fronteras internacionales. (searchdatamanagement.techtarget.com).

La solución Dexon BPM es un ejemplo del buen manejo del Big Data en términos de seguridad informática, pues es una herramienta que permite tomar toda la información que produce la compañía, sin importar el tipo de formato en el que venga, y tenerla disponible para hacer análisis, proyecciones, ajustes, etc. Para esto se apoya en posibilidades en la nube, lo que la hace una solución ágil y flexible, adaptable a las necesidades de cada organización. Así, garantiza que la organización no desperdicie recursos en la gestión de toda esta información, pero también garantiza que la información importante de la compañía esté protegida y le sirva solo a la organización.

Post de interes

Compartir este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Utilizamos cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web